debiera cambiar el nombre

debiera cambiar el nombre… caligrama18taller hace ya un tiempo que cambió, ya no existe como tal… puedo continuar solo como blanca razquin, que aunque sí ha cambiado, continua conmigo, insistentemente, acompañandome en este viaje

una de las cosas que guardo de ese caligrama es una especie de logograma que “inventé” para mi, cuando los niños -conteniendo apenas la risa-, me pedían “blanco, blanca!”

blancoblanca

con ese caligrama disfruté, vivi una buena parte de mi vida -todo un abanico de emociones asociadas… -,  los niños han crecido, muchos de ellos ya tienen niños, sin embargo me gusta recordarlos como entonces… -quizás es una tarea que hemos de hacer cuando cumplimos años, recordarles-recordarnos, que dentro guardamos un niño pequeño-

-la tierra está preparada, han pasado muchas cosas, hay muchas emociones incomodas, pero también las hay dulces, divertidas, amorosas… , ahora llega el otoño, no sé como se presentará,  pero tengo confianza que la tierra sabrá como relacionarse con él!, probablemente la tarea más dificil para mi sea no interferir

Guardar

Guardar

mar adentro

201409 cambrils cartel correomarca cambrils correo

Mar adentro

Quizás deba pedir disculpas por el título elegido para esta pequeña muestra al borde del mar: no hay barcos, ni marinas, ni gaviotas, ni pescadores faenando, ni atardeceres de colores… ni mar!
Aunque vengo de “tierra adentro” en el último tiempo el mar ha agrandado su presenciaen mi vida.

…Dicen que la vida nació en el mar!!! un setenta por ciento de nuestro cuerpo es agua, agua salada. Agua salada las lágrimas, los fluidos del cuerpo, la sangre…
Como el mar, también nuestro cuerpo está sujeto a mareas, a veces lentas y pausadas, otras en forma de tempestades.
Este pequeño cuerpo, guarda como el mar sus secretos en su orografía peculiar: ciudades antiguas, barcos hundidos que quizás permanecerán siempre ocultos…, tesoros escondidos para descubrir…, y también, como nuestro mar de afuera, está habitado por toda una “fauna y flora” que vive y se relaciona procurando siempre facilitarnos la mejor armonía, el mejor equilibrio.

Este “mar adentro” que enseño, habla de todo esto, de pequeños paisajes de ese mar interno, en el que inciden emociones, deseos, frustraciones, juegos….,de cómo “lo que está adentro, está afuera”, de cómo el tiempo vá hundiendo barcos y van apareciendo tesoros, – o no-, de mi intento de vivir un presente consciente, para aprender, para amar… para agradecer todos los regalos que la vida me ofrece, aunque quizás muchos no sea capaz de ver.

Así que al final no voy a disculparme, porque la sala está llena de brisa de mar, de caracolas, gaviotas, de amaneceres… que cada uno llevamos dentro del corazón: nuestro pequeño y peculiar gran mar de adentro!

Blanca Razquin, Cambrils 30 de agosto de 2014

 

 

tiempo

tiempos antiguos, tiempos nuevos… los dibujos tienen ya unos cuantos años, los fotogramas son de ahora

el tiempo es algo que siempre me ha dado vueltas en la cabeza, esa medida que nos fabricamos tan subjetiva tan limitadora, tan controladora… tantos millones de palabras escritas sobre él! tan tirano muchas veces, otras tan dulce…

con esta edad mía, de “abuela”, continuamente nos referimos a él casi con la velocidad de la luz!, pero ahora soy consciente de que cuando cierro los ojos y buceo en mi cuerpo, desaparece el tiempo, y la realidad que encadena se transforma, entonces puedo notar una brisa fresca, el calor y la luz del sol, un cuerpo moreno y largo, y quizás también unas trenzas castañas jóvenes y fuertes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.